Prioridades: hijos vs. cosas materiales

Cada cabeza es un mundo, cada padre o madre tiene su propia forma de ver las cosas, para algunos preservar el estado de lo material es fundamental, para otros, ver la sonrisa de sus hijos genera gran satisfacción. Conseguir el punto medio es el quid de la cuestión, y te hacen preguntarte: ¿cuáles son mis prioridades? hijos vs. cosas materiales.

www.laveradonna.es
© Christian Schwier


Esta semana, he estado horrorizada con varios casos de abuso infantil, maltrato y hasta asesinato.  De repente el mundo se volvió loco o la gente dejó de querer, padres que dan palizas a sus hijos hasta causarles la muerte, madres que de forma premeditada tiran a sus hijos a la basura planeando varias formas de lograr su objetivo, que muera. Padres que dan prioridad a un coche antes que la vida de sus hijos.


Todo esto me hace pensar que quienes ponen en la balanza lo material antes de la vida de sus hijos, evidentemente no merecen ser padres, la paternidad fue un claro accidente que dejó como resultado hijos con padres negligentes.

Conozco a muchas personas, que no necesariamente tienen hijos, que dan mas importancia a las cosas materiales que a los seres humanos, conozco gente que esconde hasta los mandos de la tele cuando las visitas incluyen algún loco bajito, sé de quienes palidecen si un aspito toca la alfombra del coche, no precisamente nuevo, y algunos que se dedican a perseguir a los niños por toda la casa e incluso "hablándoles con carácter" (entiéndase un grito velado) para que los peques entiendan que "no se debe tocar", "no se debe ensuciar", "gritar", "correr", "saltar", y pare usted de contar, de forma agobiante y sucesiva, y no por enseñarles un tipo de actitud, sino porque les aterroriza que puedan dañar un mueble, un sofá, o tener que limpiar. 

Para algunos padres esta actitud es necesaria, es parte de su método de crianza, no lo critico, y me repito, no creo que sean malos padres, ni que los que lo hacemos diferente seamos mejores, sencillamente no es mi método, para mi simplemente criar asi es agotador, pero confío en que los padres que cuidan tanto sus cosas materiales, lo hacen por educar y con moderación, porque fueron criados así y para ellos es parte de la esencia de enseñar normas sociales y de comportamiento a los niños, del saber cuidar, y estan dispuestos a pasar todo el dia con la misma canción del NO.  Pienso que estos padres mas obstinados pero conscientes, no perderán un dia la paciencia porque la tele, el sofá o una pared cambió de color por "juego o accidente", y no engrosen esa lista de padres que no supieron controlarse al encontrarse con esos escenarios, casos hay, y muchos, de padres que por castigo han bañado a sus hijos en agua hirviendo causándoles la muerte porque no hacían caso, que le han quemado las manos para que no toquen, que les han azotado hasta dejarles inconscientes en un hospital (a los que han sobrevivido y les han llevado, claro).

Leer la noticia de una madre que prefería ver como se asfixiaba su hijo de tres años en su BMW nuevo antes que romper una ventana para rescatarlo, porque su coche es muy costoso, es algo que parte el alma.  Tal vez me llamareis exagerada, pero creo que soy mas de la actitud de Cameron en la serie Modern Family, cuando su hija se queda atrapada unos segundos en el coche. En aquel episodio la tecnología del coche permitía abrirlo de forma remota con una llamada, pero en la mayoría de los casos, no es así.  Yo no rompería una ventana, las rompería todas si fuese necesario, la vida de mis hijos y su bienestar es lo primero, el coche, ya se verá.



Cada quien sabe darle el justo valor a las cosas, sabe cuanto esfuerzo le costó conseguirlas y sabe como gestionar la energía de sus hijos para que estas perduren en el tiempo. Pienso que así como gestionan la energía de sus hijos, sabrán gestionar la energía propia para educar sin maltratar, y si bien es dificil conseguir la relación entre el caso del BMW con cualquier caso de agresión originada en un daño material a cualquier objeto, la relación no es tan invisible y no es descabellada, ambos relatan daños materiales, ambos pueden ser llevados a los extremos, ambas locuras pueden causar la muerte o daños irreparables en los niños por maltrato físico. 

Para aquellos que tienen un método que no incluye gritos, ni maltratos físicos o emocionales, ni un que espere a detengamos el coche para que beba agua con 40 grados afuera y el bebé sudando, o falta una hora distraerlo que ya comeremos luego, como si los niños supiesen aguantar, solo por citar algunos ejemplos, pues bien por ellos, yo no sé como hacerlo, sin que mi hijo pase sed, hambre, o se me parta el alma de verlo llorar porque una necesidad básica no ha sido atendida, eso no me hace una madre hippie, ni mejor que la madre que quiere ensuciar el coche, solo que creo que las dos encontraremos la mejor forma de satisfacer las necesidades básicas de nuestros hijos, y si sencillamente no lo hacemos, es porque nos importa mas la limpieza del coche, por ejemplo, que la salud de nuestro pequeño.

A mi esposo y a mi nos tranquiliza mas que #MiniMoi tire el agua en su nueva silla y se moje, pero haberle visto beber antes.  En verano, nuestra prioridad es que vaya hidratado. A veces nos pide un yogurt liquido y por sus manitas pequeñas pues se cae sobre la silla o los asientos, o lo tira porque es un niño y quiere experimentar la gravedad, no pasa nada se limpia y ya, si no se puede al momento ya lo limpiamos luego, aspiramos el coche, pero lo cierto es que no me voy a gastar 150 euros semanales en un servicio integral que deje el coche de agencia para limpiar los desastres que hace mi hijo, porque primero eso no sería vida, y segundo si debo estar pendiente de que debo limpiar el coche, tarde o temprano terminaré perdiendo los nervios y gritándole por haber tirado el zumo, el yogurt, el helado o lo que sea en la tapicería del coche y eso no es lo que quiero para mi bebé, no quiero enviarle el mensaje de que una silla vale mas que él.  Tal vez otros padres le darán el yogurt con mucho cuidado para que no ensucie, pero con amo y sin gritos, pero no dejaran al peque pasar hambre o sed. 

Ya llegará el momento de explicarles que eso no se hace, que las cosas se dañan y como se puede cuidar. En todo caso, cada día que pasa, nuestro niño se hace mayor y va ensuciando menos, a tal punto que la mas reciente mancha de yogurt en el coche la he producido yo y no mi bebé y nadie me ha gritado por eso.

Lo mismo pasa con la comida, cuando fuimos a visitar a mi hermana, mi hijo dejó caer unos gusanitos en la alfombra del coche de mi cuñado, mi hermana quería morirse, así que pregunté inmediatamente cuanto costaba un servicio de lavado y aspirado del coche, solo costaba 5 dolares y había un chico que lo hacia no era autoservicio, pero aunque hubiese costado 40 euros, los pagaba con gusto, pero dejé claro que el niño estaba metido en un atasco, hacia calor, le daba sed, los aspitos lo mantenían entretenido, ¿honestamente preferían a un bebé llorando en un atasco infernal en el que duramos mas de una hora con un calor agobiante, a solo tener que mandar a aspirar el coche? (sacudiendo las alfombras tambien se solucionaba el problema).

También sé de madres y abuelas que no permiten que sus hijos cojan los biberones para que no se "acostumbren a llevarse cosas a la boca", no les dejan coger los cubiertos, solo les dan papillas en sus tronitas y con baberos puestos, porque si no habría que lavarles después de comer, y por supuesto limpiar. Yo no digo que haya días que dejas hacerlo porque hay que salir, tomar una foto, estamos en casa ajena, pero si estas en casa o en casa de tu madre tan tranquila, ¿por qué no dejar que el bebe desarrolle sus habilidades motrices?, después muchos se preguntan por qué con mas de dos años no habla bien si no tiene ningún problema, por qué no puede beber de una pajita, por qué no quiere comer sólidos, por qué se atraganta,  por qué, por qué... La elección de limpiar o no es personal, no te hace mejor o peor padre, pero cuando la obsesión por la limpieza y el orden y que un bebé acate las normas hace que los padres pierdan el control y terminen maltratando a los hijos, es lo que pongo en tela de juicio. El quid de la cuestión, no es que no quieran limpiar o desmanchar ropa, eso se entiende, cada quien conoce su organización y sus tiempos, lo que quiero transmitir es que no es mas importante la ropa manchada que tu hijo, no lo ofendas, no le grites, no le pegues, simplemente no lo maltrates.

No estoy de acuerdo es con los padres que llevan al extremo que un niño se ensucie, viéndose casos e maltrato infantil tanto psicológico, físico y verbal, porque cuando se dan estos casos, entonces estamos hablando de priorizar las cosas materiales, desvalorizar a nuestros hijos anteponiendo cosas a la que le damos mas valor y allí convergen la madre que deja al niño el coche con la madre que azota a su hijo por tirarse el puré encima y la que le grita y ofende por mancharse la camisa.

Sé que hay cosas que para mi son mucho mas sencillas porque he podido decidir estar en casa al cuidado de mi hijo, tengo paciencia, espacio y el desorden se nota menos que en un salón pequeño, pero al igual que una madre que trabaja fuera de casa, tambien tengo que hacer las cosas del hogar mas encargarme de mi familia, de mi y mi emprendimiento, y sin poder desconectar porque no me alcanzan las horas del dia o los horarios del gimnasio con incompartibles con la hora de llegada a casa de mi esposo o la hora de dormir del bebé para poder salir a caminar sin antes quedarme rendida dándole la teta, tambien me canso, y al final del día apago la luz y cierro la puerta del salón para no ver el desastre que ha hecho #MiniMoi, al dia siguiente recojo y organizo todo. Pero la calve es tener paciencia. Mientras no esté dañando ningún mueble, se ponga en peligro, o pueda causar un riesgo a si mismo o algún miembro de la familia, perro incluido, lo dejo expresarse, no le azotaré, gritaré, humillaré ni le haré sentir que el parquet, la mesita o el sofá valen mas que él, aunque si le explicaré que no se hace y por qué.  ¿Que mas me da que mezcle yogurt con zumo y luego lo unte por la mesita de juegos?, ¿caerá yogurt al piso? si, por su puesto, pero igual en esta casa se pasa la fregona todos los días, esperamos a que termine, limpiamos y ya. A veces le da por extender su obra a algún cristal, bueno aplicaremos la misma operación anterior, pero no le gritaré, ni le sacudiré, mucho menos le golpearé, si estoy muy cansada prevengo la situación y estoy pendiente para que no derrame nada, si tengo un poco de energía, le dejo expresarse, al menos estoy segura de que tengo mil anécdotas de mi niños que contarle a mis nietos, pero es mejor ser previsiva antes que reactiva si estas muy cansada y puedas terminar armándole un escándalo a un bebé que honestamente no sabe al 100% que es lo que está mal en lo está haciendo y tampoco el porqué de la actitud de quien se supone debe protegerle.

Respeto al 100% las decisiones de otros padres de querer pasarse la meriendas de sus hijos limpiando el suelo, de perderse momentos bonitos de un cumple porque si no se limpia ahora el piso se ensucia y se ve feo, de cuidar sus pertenencias de manchas, liquidos, o juegos infantiles, y aunque no es para nada mi estilo, no considero que sean malos padres, es su elección, su estilo de crianza, son y piensan diferente, porque la paternidad es esto, un colmado de pensamientos discrepantes, cada uno lo hace como mejor sabe y puede, pero no estoy de acuerdo y considero que son malos padres aquellos que ponen en riesgo la vida o la salud de un niño por cuidar un objeto material, de hecho pienso que cuidar y valorar es importante, pero tambien creo que todo tiene su momento, y que mientras  a mi se me pasaría la vida limpiando y estresándome porque todo esté inmaculado, me estaría perdiendo de las ocurrencias y travesuras de mi hijo, que cada vez que pestañeo es mas alto, mas maduro, mas listo, es mayor. En cuestión de prioridades: Hijos vs. cosas materiales, definitivamente escojo a mis hijos. Pero este es un tema muy complejo y esta es sólo mi opinión.


La vero donna

Comentarios

  1. Qué fuerte lo del BMW ¿Es verdad? es que no me entra en la cabeza que exista la opción a la duda, ni con tu propio hijo ni con uno ajeno. Nadie que este en su sano juicio puede pensar en lo que vale un coche ante un caso de vida o muerte. O el mundo está loco o yo ya no entiendo nada.
    Mi prioridad son mis hijos no hay ninguna cosa material que pueda sustituirlos. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, nada puede sustituir algo tan valioso ese gran regalo de la vida. Y si, lo del BMW fue una mujer en China, ya había dejado al pobre 3 horas encerrado a 30 grados mientras iba a un C.C, y luego se dio cuenta que había perdido las llaves, vinieron los bomberos y ella se negaba a que rompieran el cristal, finalmente el bombero pasó de ella y rescato al niño que lloraba y suplicaba que lo sacaran, claro el bombero lo saco cuando el pequeño se desmayó. Pudo morir. Hay cada una que se hace llamar madre y lo que son es unas degeneradas.

      Eliminar
  2. Uy, Vero, pues hoy estoy de acuerdo contigo sólo a medias. A ver, me explico. Desde luego que los niños están por encima de las cosas materiales, que no dudaría ni un segundo en destrozar el coche y que hay que tener paciencia con los peques porque durante su aprendizaje ensucian, rompen cosas, etc. Pero creo que son dos debates diferentes: no puedes comparara la mujer que juega con la vida de su hijo por salvar su coche nuevo con padres amantes del orden y la limpieza. La primera es mala madre, pero los segundos... Mujer, no se les puede meter ni en el mismo artículo jajaja Además, disiento en algunas cosas. Creo que la educación se aprende en casa y también el respeto y la convivencia. Eso quiere decir que no creo que acabe con la creatividad de mi hijo si le explico (sin gritar ni pegar, claro) que no se pinta el cristal con yogur y le retiro de allí o si repito 250 veces que hay cosas de papá y mamá que deben cuidar. He puesto fuera de su alcance todo lo que he podido, pero hay cosas que es imposible y me parece que parte del aprendizaje consiste en saber que no todo en este mundo está a su entera disposición para que lo pinten o rompan al manipularlo. Mis hijos pueden jugar en toda la casa (excepto cocina y baño) a su antojo, pero antes de cenar recogemos con ellos todos los juguetes. Incluso el pequeño ayuda (y desayuda, porque mete tantos juguetes en el cesto como saca, pero es cuestión de hábitos). No me estreso porque esté todo limpísimo, pero enseñarles a cuidar las cosas, a respetar lo de los demás, a ordenar... Cuesta mucho, hay que ser muy paciente, saber que lo repetirás todo mil veces antes de que el mensaje cale, que hay que adecuar estas enseñanzas a la edad y maduración del niño, pero las considero tan importantes como el desarrollo de la creatividad y no creo ser peor madre. Sólo diferente.
    Vaya discurso, Vero, me sale más a cuenta escribir tres post jajaja pero es un debate interesante el que has puesto sobre la mesa. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que tienes toda la razón, evidentemente he mezclado cosas o mas bien no me he explicado bien. Si es verdad, la madre que no rompe la ventana de sus coche por dinero no se puede llamar "madre". Y si es verdad, tal como he dicho, soy la primera partidaria de valorar, cuidar y enseñarle a los niños que las cosas cuestan dinero y esfuerzo y no por se padres guays vamos a permitir que nos destruyan la casa. Pero si conozco casos de padres que dice que los niños deben aprender a esperar para beber o comer, con tal de no ensuciar el coche, lo he visto, tambien he presenciado escándalos terribles por un helado derramado, un sofá manchado o porque se ha roto un florero, y si, creo que en estos casos se puede explicar con amor a los niños que hacer. Creo que mi enfoque no ha sido el mas adecuado y lo mejor se separar en dos o tres post mis ideas. No pienso que los padres que aman el orden y la limpieza sean malos padres, pero si debo decir que me exasperan los que priorizan y castigan física o psicologicamente a sus hijos a cambio de un sofá... Este tema es complejo, y confieso que me pierde mi flexibilidad en este tema, es un lugar común en las conversaciones con amigos y conocidos, y sin animo de serlo siempre mi esposo y yo terminamos como Hippies o pasotas. Gracias por tu comentario y por tu aporte me gusta conocer otros puntos de vista porque ayudan a centrarme en cosas que tal vez no he considerado antes. Besos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!