Los valores se enseñan en casa

www.laveradonna.es

Hace unos días, recibimos la devolución de un pedido. El desarrollo de la compra, envío y devolución me ha dejado claro que los "valores se enseñan en casa".

Una clienta, tuvo que regresar un artículo que había comprado, y debo resaltar todas las acciones realizadas por la clienta,  que son comunes en uno de estos casos, pero esta chica, dejó claro, el tipo de educación que la precede.


Desde el correo que envió solicitando información sobre el proceso de devolución, darnos las gracias por la presentación del producto y la atención, hasta "disculparse por la devolución", lo que no era necesario, no había nada que disculpar. Me llamó la atención y se lo agradecí, porque me encanta trabajar con gente educada. Pero esto fue mas allá, cuando realicé el proceso de reintegro del dinero, y por error del banco, le transferí el monto mas de una vez.  Aquí todos haríamos un alto y pensaríamos, ¿Qué haría yo?, pues yo, haría lo que hizo G. Ella se puso en contacto conmigo, me indicó que el monto se repetía y que podía hacer para solucionarlo.  Yo no me había dado cuenta del error, sin embargo ella tuvo la honestidad de indicármelo y facilitarme los trámites reintegrándome el dinero. Cosas como estas, lamentablemente no se ven todos los días, pero me alegro que me haya pasado, y haber conocido a un ser humano íntegro, honesto, porque hoy por hoy, hay pocos.

Pensando en la situación, recordé un día que llevé a mi hijo a ver la obra "Sacrilegio", un colchón hinchable en el que podían saltar 100 personas durante diez minutos, simulando a Stonehenge. De repente la fila no avanzó mas, y pasamos mas de dos horas, para que el peque se subiera diez minutos. En eso, llega una señora que conocía a la familia que estaba unos cinco puestos detrás de nosotros, y entendimos por qué la fila no avanzaba.  La mujer en cuestión le contaba que sus tres peques se habían conseguido a amigos del cole y vecinos, distribuidos a lo largo de la cola, y ella venia a hablar con los que estaban detrás para hacer la misma alianza, es decir, los niños buscaban a conocidos, y todos se iban colando en el turno del otro: "así se montaban mas de una vez, es que hacer una cola por diez minutos"...Claro, porque el resto estábamos allí pagados por el gobierno. Todos estábamos en la misma situación, todos hacíamos la cola con nuestros hijos. Habrá quien diga, "que buena idea", si claro, para ti que no tienes vergüenza, porque la alianza de los niños, llegó a tener unos 25 niños, que se colaron sistemáticamente unas 9 veces, porque habían familias con mas de un niño, evidentemente ¿cómo iba a avanzar la cola?.

No señora, si usted quiere que su hijo se suba mil veces a la atracción, mientras el niño se sube a la atracción, usted se va al ultimo sitio y comienza a hacerla de nuevo, porque lo que está haciendo se llama colarse, y nuevamente usted, no le está enseñando a sus hijos el valor de la honestidad, ni de la integridad, ni del respeto,  le está enseñando, que las cosas se pueden conseguir por lo fácil, porque siempre habrá un tonto que acceda a sus deseos. Supongo que la familia, que estaba detrás no lo vió tan bien, como esta cara dura, y le dijo que no, que ellos esperarían su turno, mi disgusto se atenuó, pero me molestaba que habían alrededor de 9 familias que pensaban como esta mujer, tal vez habría mas haciendo lo mismo, porque a juzgar por la distancia que había desde donde estábamos a donde comenzaba el circuito de entrada, habían muchos mas colándose.

Esto no solo sucede con extraños, también me ha sucedido con amigos, mas veces de las que quisiera. La vez mas reciente, me tocó directamente la moral, tal vez porque esta vez lo vi directamente, y no me gustó nada la imagen.  En un evento popular, una muy querida amiga, con sus dos hijos, decidió que al final del espectáculo era buena idea colarse con sus hijos y el mío, en la fila para saludar a los artistas, tambien a los peques les daban unas chuches. Inicialmente creí que como todo el mundo iba a hacer la fila, pero no fue así. Al ver que no se incorporaba le pregunté que hacía y me dijo "que mejor se iba a colar".  Que ella haga esto de forma habitual con sus hijos, no es que sea de mi agrado, pero es mucho mas grave si lo hace con mi hijo y esta actitud atenta contra los valores que le estoy inculcando. Cada uno sabe como quiere que crezcan sus hijos, y si en su proyección a futuro, esto incluye que ellos aprendan la viveza colectiva, es muy triste, pero no es lo que nosotros enseñamos en casa, y lamentablemente, son actitudes que al no ser corregidas, los niños las toman por válidas, y a futuro lo harán de forma indiscriminada, violentando los derechos de terceros, y creyendo que tiene la razón, que no hacen nada malo y convirtiéndose en parte de la espiral de vicios que afecta a nuestra sociedad.

Por esa razón mi esposo y yo, buscamos a nuestro hijo y lo sacamos de la fila, no dejamos que se incorporara hasta que ella entendió y se formó correctamente. En todo caso la señora que estaba detrás, se había dado cuenta y no la iba a dejar colarse, entre las cosas graves, es que se estaba colando a otros niños, y eso es a mi parecer demasiado.  Hablamos con nuestros amigos, y les explicamos la situación, como lo veíamos y porqué no queríamos que una situación así se repitiera, sobre todo, pensando en que nuestra amistad puede que dure mucho tiempo, y a la final, los amigos, terminan siendo imágenes vivas que nuestros hijos por cariño o afinidad, podrían tomar como modelo, y los padres, queremos que el modelo a seguir sea siempre el correcto.

La misma situación la ves entre adultos, claro, muchos tambien serán padres proyectando el mal ejemplo impunemente sobre sus hijos, e inculcando la ley del mas vivo, que no la del mas apto. Por ejemplo, cuando voy a Madrid y utilizo la conexión de la M-50 con la M-40, en esa intersección, verás todas las mañanas dos cosas, un atasco interminable en la conexión con la M-40, y el carril contiguo parece un estacionamiento en doble fila, y por supuesto todos los días no te salvas de tener que esquivar un choque, he visto de hasta nueve vehículos, porque el listo de turno se fue a meter en la intersección y el que estaba honestamente haciendo su fila aceleró porque le tocaba.  Todos los días lo mismo, y lo máximo que hace la guardia civil cuando está es detener a los que están legal y oportunamente en su carril para dejar pasar a los "listos" que tratan de colarse y que por supuesto, estan a punto de causar múltiples accidentes, tantos a los del carril de entrada como a la gente que viene en el carril contiguo, y lo menos que se espera es un atajo de coches "estacionados" esperando a colarse. Evidentemente es una situación socialmente aceptada, tolerada, y hasta aplaudida, que se pudo haber evitado con un: "hij@ eso está mal, nos afecta a todos, hoy te cuelas, mañana provocas un accidente y dejas a una familia lesionada, hijos sin padres, personas invalidas". ¿Es muy dificil explicarle a los hijo que nuestras acciones tienen consecuencias?.

Todo esto, me lleva a recordar a un amigo que se fue a trabajar a Alemania. allí, llegaba todos los días y aparcaba su coche muy cerca de la entrada, "porque esos puestos siempre estaban libres". Un día vio llegar a uno de sus compañeros de trabajo y le dice: "¿qué pasa has venido andando?, - No, he traído mi coche pero aparco por aquella zona. -¿Y por qué, no seas tonto, si has llegado temprano puedes aparcar aquí cerca?, - La respuesta de su compañero, lo dejó desarmado, le dijo que justamente él, como otras personas que podían llegar temprano, aparcaban mas lejos, porque tenían tiempo de caminar hasta la oficina y no sobrepasaban la hora de entrada, con esto, le dejaban la facilidad al que llegaba tarde, de poder aparcar cerca y no retrasar aun mas su entrada al edificio.

Aquí un listo pensaría, bueno, entonces me voy todos los días tarde y aparco cerca, porque total, siempre habrá sitio. Pues no, esa es la mentalidad errónea, lo correcto, es hacer lo que hace el resto, porque ¿a quién le gusta llegar tarde a su trabajo?, probablemente tuviste que ir al médico, pasaste mala noche, el bebé se vomitó en tu camisa antes de salir, el peque te llenó el pantalón con la papilla y tienen una reunión a las 8:00 y tuviste que cambiarte, se te accidentó el coche, te quedaste dormido, cualquier cosa, que no se haga costumbre, pero que nos puede pasar porque somos humanos, y ¿que mejor forma de ser solidarios y hacer de este mundo mejor, que dejar de pensar en nuestro beneficio y colaborar con los demás?. Cada vez que cuento esta anécdota, pienso como Charles de Gaulle: "Cada vez que conozco mas a los humanos quiero mas a mi perro", porque las respuestas son para pegarse un tiro.

Pero como aun tengo fe en la humanidad, sé que hay y aun conozco gente honesta y quiero que mis hijos lo sean tambien, educaré y me esforzaré en la transmisión de valores durante la educación de mis hijos, porque no quiero que sean los listos de turno, quiero que sean personas íntegras, y creo honestamente que si empezamos a hacer las cosas bien, algún dia todos lo haremos bien, o al menos la mayoría, que hay esperanza siempre que se quiera ser mejor, porque, Independientemente de que los valores puedan y deban ser reforzados en la escuela, la sociedad contribuya a enaltecerlos, y los gobiernos deban trabajar para honrarlos y mantenerlos vigentes en la sociedad, es innegable que los valores se enseñan en casa. No podemos dejar en manos de desconocidos la base social y espiritual de nuestros hijos, los valores se enseña en casa.







La vero donna

Comentarios

  1. Ya te había dado mi opinión sobre este post. Pero como me has contado que alguien se sintió ofendido, te confirmo, otra vez, que yo, la autora material del crimen, no lo estoy, y eso que hablabas de mí, ¡serás cabrona! Pero no lo estoy, porque tenéis razón en no permitirme colarme con vuestro hijo (aunque ya me habéis dejado claro que no opinaréis de los míos), y hacéis bien. No debiste borrarlo, porque no veo donde alguien pueda sentirse ofendido por esto, sobre todo, si no tiene nada que ver con esa persona, y es un buen ejemplo de cosas que no se deben hacer, me gustaría tener los cojones que tenéis para plantaros y pelear por lo que consideráis injusto, y de vivir la vida así, tan panchos, siendo correctos, con lo duro que es sobrevivir en un país donde siempre gana el listo. El rubiales es tu hijo y tu velas por él, si vosotros hicieses algo que me molestara con mi bichillo y mi gamberro, tened por seguro que os lo reclamaría (como cuando tu marido puso de cabeza a mi gamberro y le solté cuatro burradas, lo siento tía pero eso jode mucho). Lo dejo aquí por si alguien más se siente aludido, “NO LO BORRES”, te prometo que a muchos les pasará, porque lamentablemente en España, tenemos malos comportamientos tan arraigados que lo vemos como normal. Mi "querida belleza gallega-tropical", después de la charla que me distéis el sábado aquel me pensaré dos cosas, darle mal ejemplo a nuestros hijos, y volver a las fiestas de tu pueblo, vaya resacón que se cogió el DaniBoy y la lloradera de los críos de regreso a casa. La próxima os venís vosotros al pueblo que ya hace bueno y somos tan pocos, que no me verás colándome nunca mas, prometido! C.

    ResponderEliminar
  2. "La que has liado pollito"...jajaja, lo siento "Verónica Reng", que tú y tu otro yo sois muy serias, y sé que cando escribes cosas como estas es porque te han tocado la moral. Pero es inevitable reírme de tu "troll whatsappero", ¿mejor que hubiese comentado por aquí no? Mira que hay gente con ego! y eso de querer quitarle tu tributo a nuestra querida C...ita que todos sabemos el morro que le echa y lo mucho que se lo curra para hacerse la listilla y colarse. Anda maja ¿A que has aprendido la lección?. Mira por donde me has dado una idea, C...ita, ya me ha adelantado que escribirá un post sobre este acontecimiento, asi que yo voy a publicar uno sobre los trolls whasaperos, ¿a que suena guay?. Y ojito que te lo estoy avisando que va sobre tu troll (que espero no conocer o tendré uno pronto también) y te mencionaré porque visto lo visto, aquí hay que avisar a todo kinki de cualquier mier...cilla que uno quiera poner en los blogs. Ya lo sabéis, de aqui a ego bloggers es solo un paso.

    ResponderEliminar
  3. Gracias C por tu salida del armario en este tema, totalmente innecesario, mira lo que me he ganado por cubrir tu identidad secreta, pero ya sé que siempre haces lo que que te sale del...alma. Y Si, sweet sinner, parece mentira que en la misma semana, me salieran dos, una por fb otra por mensajería. En fin, que todos podemos confundirnos alguna vez, aunque no esté de acuerdo con los métodos usados para reclamar ¿sus derecho o mas bien atribulaciones?, pero odio las polémicas, por eso borré el texto de la discordia, y ya os digo gracias, pero esto lo cortamos aquí. De ego blogger al menos yo estoy a años luz, pero si me ha gustado la receptividad positiva "en general" que ha tenido el post y esa era la idea. El mensaje ha calado y se ha entendido, al menos lo que he visto en las RRSS y los comentarios que tengo por esas vías. Avisen de esos post, quiero leerlos, que con la marejada de trabajo que tenemos en la tienda hay días que no me doy a basto y no sé que se cocina en el mundo 2.0.

    ResponderEliminar
  4. Que post sobre los valores tan bonito y reflexivo. A veces olvidamos que los valores construyen una sociedad. Te he encontrado a través de Sweet sinner y me esperaba otra cosa, pero me estoy quedando encantada con tu blog. Cuentas con una fan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mamá Diez, que bueno que te haya gustado este post y que estemos en sintonía al pensar que los valores construyen nuestra sociedad, es importante defenderlos e inculcarlos a nuestros hijos, y predicar con nuestro ejemplo. Gracias por seguirme y por dejar tu aporte por aqui.

      Eliminar
  5. Los hijos son el reflejo de lo que cultivamos en ellos. Sin duda alguna que si ellos son nuestro jardin siempre evitaremos que la maleza, las malas hiervas y la plaga opaque su florecer. Asi que !HURRA!! por ese compromiso de madre de valores y de principios arraigado que deseas inculcar (dificil de encontrar hoy en dia). Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias @cosasdelatia, la verdad es muy bonito saber que hay gente que comparte los mismos valores. Parece mentira que algo que debería ser natural en los seres humanos de repente se convierta en un dolor de cabeza y debas justificar que dices y por qué, porque muchos parecieran no entender el fondo de la cuestión. Creo firmemente en la transmisión de valores, porque así me lo enseñaron a mi, y afortunadamente mi esposo viene del mismo club, de allí mi empeño aunque alguno pueda parecerles exagerado.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!