Felicidades señora por ese... ¿Hermoso bebé?

Este fin de semana leía el comentario de una madre que se sentía un poco mal porque la gente centraba toda su atención sobre el nuevo bebé y no dirigían ni un cariñito a su niño mayor, lo cual visto así es bastante cruel, y nos hace considerar, si en estos casos los mimos deben ser equitativos, que es lo que se espera de esta situación meramente social, ¿queremos que solo nos digan Felicidades señora por ese hermoso bebé? o ¿queremos que también consientan a nuestros hijos mayores?.   

Independientemente de que ellos ya tuvieron su momento "Diva Star" cuando nacieron y fueron hijos únicos, lo cierto es que esos pequeñines que ahora ya han crecido y son muy monos en otra forma, desean ser tomados en cuenta, y está en el tacto o la delicadeza de quienes nos cruzamos, hacer que esta situación sea mas o menos cómoda para los orgullosos padres como para los retoñitos, que puede que tengan 15 años, pero son humanos, tienen sentimientos, y necesitan sentido de pertenencia y atención.

Pensando esta situación, recordé cuando nació #MiniMoi, salimos a dar uno de esos breves paseos de recién parida con episiotomía y desgarro, y nos llevamos por supuesto al bebé y a mi perro.  Estando ya a unos metros de casa se nos acercó una vecina a conocer al niño, y claro tal como dice esta madre, todo son mimos y caricias para el nuevo bebé, porque hay que admitir que los bebés siempre son muy tiernos y suelen provocar que afloren los mas bellos sentimientos.  En ese momento pasó un señor, y me dice: ¡Señora, permítame que la felicite por ese hermoso...Perro que usted tiene!....

¿Whaaaaaat?, jajajajajajaja. es solo recordarlo y partirme de risa.  Quienes han visto a mi peludo en instagram sabrán que es un montaña de los pirineos precioso, gigante y blanco, muy raro de ver en Madrid, su raza lo dice todo. Pero vamos que una madre recién parida, con dolores y secuelas de un parto complicado aún a flor de piel, con las hormonas a millón y la oxitocina aún circulando por su cuerpo, lo mínimo que se espera es que le digan, ¡señora enhorabuena por su bebé!, y no es que lo de señora me haga mucha gracia, pero bueno que al ser madre ya se van asumiendo cosas, una de ellas la de ser madre y señora.  Pero que el halago te lo lleves por tener un perro hermoso, pues es cuando menos desconcertante!, así se quedó mi vecina, desconcertada, tanto que le gritó al pobre hombre, "Pues por lo menos felicítela por el niño", mientras mi madre y yo nos partíamos de risa y desconcierto. Acababa de ser madre por primera vez, me había dolido todo y lo había visto todo, ¿¡que mas podía pedir!?.

Muchas veces la gente se acerca a los carritos de los bebés para ver con curiosidad que tan mono es el bebé, saber a quien se parece, si es rubio, moreno, cualquier excusa es buena, y si, creo que en general se peca de efusivos con la novedad y se olvida al otro ser que aún es pequeñito y también está ávido de llamar la atención, de que le digan que guapo es, que lindo vestido lleva, que grande está, que bonita es su muñeca y cualquier cosa que se parezca a un mimito. A los niños les gusta saber que son tomados en cuenta.

www.laveradonna.es
© marchibas - Fotolia.com

Pero basada en mi experiencia, creo que si un perro es capaz de llamar mas la atención que un bebé, igual pasará con la dupla bebé-hermanito mayor. Considero que no hay que tomárselo a pecho, eso si observar bien al hermanito mayor, ver su carita, sus reacciones, y así sabremos que tan ansioso está por que le digan algo, si vemos que es el caso y la persona en cuestión no hace el mas mínimo ademán de interesarse por el otro niño, pues tal vez intervenir, y decir algo asi como: "gracias, es un bebé muy guap@, se parece tanto a su hermanit@ cuando tenía esa edad, mira que grande y hermos@ está ya!", "hijita, dile cuantos años tienes a fulanita", es una idea, tal vez me veré en una situación asi en unos seis meses y no sabré que hacer, salvo no darme mala vida, aunque moleste un poco, porque claro, son nuestros hijos y siempre queremos que se sientan incluidos, felices, amados y queridos.

No siempre se ganan todas, siempre habrá gente con mas o menos tacto, en la vida de nuestros hijos nos encontraremos con quien nos diga, "ah, pero el mayor era mas guapo a esa edad", o al contrario, "es mucho mas bonita que su hermana", o tal vez, "mira que bello está tu bebe, con lo feo que era cuando nació", esta última me la han dedicado como piropo a mi hijo, jejeje, o quizás un, "pobre, se parece a su padre (cabe abuelo, tío, tía, etc.)", o quizá un muy molesto comentario para el padre, como "vaya es idéntico al abuelo (materno)", y pare usted de contar.  

Solo es importante saber, que sin importar que a nuestros peques le hagan carantoñas o no, si a la humanidad les parecen bellos o feísimos, son nuestros hijos y nuestra tarea está en hacerles sentir seguros, amados, que sepan siempre que cuentan con el apoyo de papá y mamá, y que da igual lo que diga la gente o lo que dejó de decir, tu bebé es bello, es único, es fabuloso y mas allá de ese mimo, o de esa carantoña, está lo que realmente importa, él, tu bebé, y si esa vecina, amigos, familiares o conocidos se les olvida o no tienen la delicadeza de dedicarle un cariñito a tu bebé mayor, pues no te des mala vida, tu siempre le darás la atención y el afecto que tu peque necesita, y siempre podrás hacer caer en cuenta a tiempo de su despiste a esas personas, y todos contentos.

Así que relax y "señora" y enhorabuena por ese "hermoso bebé".













La vero donna

Comentarios

  1. Jajaja lo que me he reído con la anécdota del perro. Buenísimo.
    Hay que tener mucho tacto con los hijos mayores. Yo todavía ando inmersa en un torbellino de celos entre hermanos (cada vez menos, afortunadamente) y creo que es necesario equilibrar. Eso no significa hacer menos mimos al bebé (faltaría más), tan sólo hacer también un poco de caso al mayor. A mucha gente le sale, pero a otros no. Tampoco hay que forzar el interés, porque el niño mayor se dará cuenta y se sentirá mal. Lo de la gente que te para por la calle no tiene importancia (en mi experiencia, los niños pasan bastante), pero lo que importan son la familia, los amigos y los conocidos, pero sobre todo importan los padres.
    Los ejemplos que has puesto de las comparaciones me parecen horribles. Hay veces que la gente está mejor callada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Marian opino lo mismo!... estos comentarios los he escuchado hasta al cansancio. Sin ir mas lejos, mi nona, siempre fue rubia de ojos azules, y recordaba aun a sus 80 años que una vez un señor en la calle le dijo cuando iba junto a su hermana menor, "Tiene unos hermosos ojos, pero la morena es mucho mas guapa", ella siempre se sintió fea. La gente a veces no es cruel, es "bruta", porque si crees tener sentimientos, los niños también los tienen, y mas porque son como las hadas, solo les cabe uno y casi siempre es amor con bondad. Ya me estoy poniendo al dia con tus post, porque en nada, me tocará a mi ver como balanceo las cargas con dos peques y los celos del mayor que seguro vienen por ahí. Un beso reina!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!