Nuestro baby led weaning

Una de las cosas que teníamos muy claras mi esposo y yo cuando decidimos ser padres, era la forma de alimentación de nuestro hijo, queríamos que sencillamente comiese "de todo", o al menos ese era nuestro plan inicial. Investigando, dimos con el famoso Baby led weaning, que no es otra cosa que la forma como las abuelas y sus predecesoras alimentaban a sus hijos.

¿Por qué digo las abuelas y no nuestras madres?, es una simple generalización, pero es cierto que la mayoría de nuestras madres nacieron entre los años 40 y 70, y ya sabemos que fue una etapa donde "amamantar era de pobres", lo mejor era la "leche de formula", el mercado se fue inundando de potitos, papillas, sucedáneos de la leche, y los bebés y por supuesto su alimentación, se convirtieron en una lucrativa forma de comercio. Alimentar el miedo a las madres, fomentado por médicos y pediatras mal informados, otros vendidos a la industria farmacéutica, fue el pan nuestro de cada, que desembocó, en madres que llegaban y siguen llegando a casa con unas pautas de introducción de alimentos, que incluyen el qué, el cómo y el cuándo.

Todas las madres queremos lo mejor para nuestros hijos, y si el pediatra nos da un riguroso horario con pautas a seguir, pues lo haremos así. Por fortuna, cada vez hay más información, y podemos preguntar al pediatra, podemos conocer la experiencia de otras madres, y decidir que nos puede servir, que queremos hacer y cuales la mejor forma de alimentar a nuestro bebé. Nosotros escogimos aplicar el baby led weaning, hoy os cuento nuestra experiencia. Por cierto, hay muchas guías de cómo hacerlo, cada padre decide cómo y cuándo introducir los alimentos, nosotros fuimos rigurosos con el huevo, mariscos, granos y pescado, pero con la fruta y verdura observamos como las estaba asimilando, de verdura a veces le dimos dos o tres tipos el mismo día otras veces solo una, y la fruta variábamos dos o tres por semana.
Mi Consejo:
La introducción de los alimentos dependerá de las alergias, la recomendación del pediatra, de lo cómodos y seguros que os sintáis al ofrecer algo nuevo al bebé.

Nuestro primer paso para aplicar el baby led weaning, fue investigar, así que os recomiendo buscar literatura al respecto, te recomiendo leer a Gill Rapley quien le dio nombre a la ancestral técnica, o también al laureado Carlos González, quien te va a decir sin pelos en la lengua, por qué es la forma ideal para alimentar a tu bebé, básicamente porque la humanidad lo ha hecho así desde el principio, antes no habían mallas antiahogos y las madres trabajando en el campo no podían llevarse un tupper con puré para el peque. Evidentemente si buscas por BLW o baby led weaning en google aparecerá mucha información al respecto, no desestimes este paso, es importante estar informada.

Nuestro bebé se ha "sentado a comer con nosotros" desde que nació, nunca dejé de comer porque el bebé quisiese la teta, me sentaba con él a la mesa, el mamaba y nosotros comíamos, había días que no se podía, pero el 98% de las veces lo hicimos, y ¿qué ganamos?, que nuestro hijo adquiriera la costumbre de comer con sus padres, que relacionara estar alrededor de la mesa con comer, con un momento agradable, y muy importante, que sintiera curiosidad por los alimentos. Fue así como MiniMoi, faltando una semana para cumplir los seis meses, pidió un trozo de carne, ¡¡¡¡¡¡¿carne?!!!! Sí, carne. Mi madre ya me había dicho que cuando hiciésemos una barbacoa le podía dar un trozo al niño para que lo chupara, que a los bebes le encantaba y le venía bien para rascarse la encía. Era diciembre, faltaba mucho para hacer una barbacoa, y solo faltaba una semana para los seis meses, creímos que estaba preparado, y decidimos probar, le dimos un trozo grande de carne, y lo chupó tanto que lo dejó blanco, lloró y tuvimos que darle un segundo trozo. Fue una prueba exitosa, en una semana, comenzaríamos formalmente el BLW de MiniMoi.

La vera donna BLW
Primer contacto con alimentos sólidos de MiniMoi. Un trozo de carne asada.


 5 primeros dias de Baby led weaning


Primer día

Lo senté en su tronita con un trozo de zanahoria hervida, un trocito/arbolito de brócoli al vapor, un gajo gruesito de patata cocida, y una cucharada de arroz blanco cocido. ¿Por qué la elección?, quería que probase algo variado, la patata estaba convencida que le gustaría, la zanahoria la recomiendan desde el inicio porque es un alimento dulce y dicen que lo suelen aceptar bien, como la calabaza, y el brócoli es un alimento difícil, así que se lo di desde el principio o lo amaba o lo odiaba. Se lo comió todo, menos la zanahoria, de entrada no le gustó, para introducirla lo fui intentando poco a poco cada tres días, dejando una semana de por medio, y así, hasta que hoy por hoy ya come zanahorias. Cuando se está comenzando con el BLW lo ideal es que la zanahoria esté hervida, y esto se debe a que por la dureza y la forma como se rompe en trocitos se puede atragantar.


Segundo día
Intentamos lo mismo, pero cambiamos la zanahoria por el aguacate, como el aguacate se deshace, le dejé la concha y él iba chupando o cortando con las encías lo que quería. Ahora se lo corto en trozos y él lo pincha con un tenedor o coge los trozos con las manos.  A medida que crece prefiere trozos más pequeños. Al principio en general, es mejor que los trozos sean grandes, es más cómodo y seguro.
Mi consejo: por favor revisa artículos y bibliografía sobre que alimentos es preferible cortar y cómo hacerlo para evitar ahogos y atragantamientos. Por lo general las uvas, las salchichas se deben cortar a lo largo, las manzanas en rodajas muy finitas, y los frutos secos es mejor no ofrecerlos hasta los 3 años. En galletas, tartas, es decir mezclados si se les puede dar, pero evitar darlos enteros o en trocitos.

Tercer día
Habíamos cocinado pollo, así que le ofrecí un muslo de pollo guisado en salsa de tomate y un poco de arroz, comió exactamente lo mismo que nosotros, y a partir de ese día, lo hacemos así. Claro, siempre habrá los días, incluso semanas que no quiera comer y solo le apetezca el pecho, o los días, como nos pasó entre diciembre y enero que solo quería comer potitos, y no los sabrosos purés de verduras con pollo o carne hechos en casa por mamá, sino, potitos comerciales. Pues no pasó nada, le ofrecimos los potitos según su demanda y un buen día de febrero llegó a casa pidiendo comida sólida, le ofrecí lo que habíamos preparado para comer y se lo comió todo.

Cuarto día
Comimos pasta, fue muy divertido, sobre todo observarlo succionar los fideos, le ofrecimos pasta larga.  Inicialmente  dudaba, prefería la pasta corta tipo hélices o al estilo Alfredo, pero se me olvidó y cociné pasta larga gruesa a la bolognesa, le dimos a ver qué tal, y lo manejó a la perfección.
Mi consejo: Si le ofrecéis pasta para comer, olvidaros de las salsas si ese día no tenéis ganas de limpiar mucho, os aseguro que se ponen perdidos. Para comenzar, descartar las pastas pequeñitas tipo letras y estrellitas, mejor los fideos gruesos, o pasta corta común.


El quinto día


Comimos pescado con puré de patatas y calabacín, puse los alimentos sobre la bandeja de la trona como siempre, pero, me vió comer y quería hacerlo igual que yo, así que le ofrecí una cucharita, para mi sorpresa,cogió puré del cuenco y se llevó la cucharita con precisión a la boca, luego falló, luego bien otra vez, así varias veces hasta que se aburrió y comenzó a agitar la cuchara con puré y toco limpiar y mucho.

Observación: a mi bebé se le dió fácil coordinar la mano y meterse la cucharita en la boca con seis meses, pero no ocurre con todos, así como esto se le hizo fácil, otras cosas le cuestan y no pasa nada.Cada niño va a su ritmo. No hay que presionarlos.

La vera dona BLW
MiniMoi: 5 primeros dias de Baby led weaning


El resto de nuestra experiencia ha sido muy similar, poco a poco fuimos introduciendo alimentos mas complejos como una mazorca de maíz, claro debes cortarla en trocitos porque es muy pesada y tan chiquitines pues no pueden con la mazorca completa. La mazorca resulta divertida y despierta su curiosidad.

La vera donna BLW




Nuestro hijo come de todo, lo que no quiere decir que coma en grandes cantidades, es un niño delgado, pero sano y bien alimentado, y aún toma el pecho, así que tiene una dieta tan variada como la que seguimos sus padres, come todas las verduras, unas le gustan mas otras menos, pero en general se las come, entre otras cosas come salchichas (cortaditas a lo largo para evitar atragantamientos), come gulas y le encantan, pizza como una tortuga ninja, frutas como mandarina (las chupa), manzana (en rodajitas muy delgaditas al principio, ya tiene casi 20 meses y es capaz de comer la manzana a mordiscos y le gusta comerla así), plátano, piña, papaya, melón, sandía, adora las paraguayas, el melocotón, uvas (cortadas a lo largo también mucho cuidado) y podría seguir, pero lo importante, es el valor de la técnica, el bebé "aprende a comer", y cuando esté listo dejará el pecho y comerá de todo por si solo.


Recuerda
: lo ideal es que el baby led weaning se lleve a cabo a la par que se da el pecho, esto permite que las comidas que realice el bebé sean divertidas, con la finalidad de aprender sobre texturas, sabores y conocer los alimentos, y de este modo no estarás preocupada, porque tendrás la seguridad que le estas dando el pecho y el bebé está bien alimentado (por supuesto si tú, mamá, también lo estas), y en realidad lo que estas en "enseñando a tu hijo a comer", es decir la alimentación en esta etapa es "complementaria".
La vera donna BLW

 

Como consejos finales


- No le acerques los alimentos a la boca, deja que el bebé los coja, dale trozos grandes, recuerda que su motricidad fina aún no está bien desarrollada y así será mas fácil y evitas atragantamientos.

- No delegues este método a terceros, procura siempre estar presente, no todos tienen el mismo aplomo que tú, como padres os habréis documentado, conoceis a vuestro bebe y sabéis como hacerlo, los abuelos se empeñaran en meterle los trozos en la boca, en la guardería a la cuidadora le puede dar miedo, si es el caso, que le ofrezcan lo que le han venido dando hasta los seis meses y continuáis el BLW en casa, tu suegra, hermana, cuñada, etc., puede que no estén de acuerdo con este método y lo harán a su manera,que usualmente será ponerlo ciego a potitos o empeñarse en darle la comida en la boca. Ahórrate un disgusto. Un tercero también puede que descuide al niño. este método requiere que estés observándolo mientas come.

Prepárate para que no coma nada o que se lo coma todo, que le encante la comida a la primera o que la rechace, todo es parte del proceso.

- Debéis estar dispuestos a limpiar, sacar al bebé directamente de la trona a la bañera, o incluso darle una ducha de emergencia con todo y ropa, cubrir el piso con un plástico o sábana ayuda, pero no siempre será la solución infalible, al igual que el baby, mi hijo por ejemplo se metía la comida por debajo del baby, se quitaba y se quita el babero, y el último invento, es tirarse lo que haya en el cuenco en la cabeza (ya usamos un cuenco tipo ikea y le damos cubiertos), la gran mayoría de las veces tocará limpiar al niño y el área donde ha comido.

- Sé paciente. Tu bebé está aprendiendo, no lo hará perfecta y pulcramente desde el primer día. ¡Aunque puede que te sorprenda! pero vamos que parte de aprender a comer es jugar con los alimentos para conocerlos, estimulalo, no lo limites.

- Vigilalo "siempre", es importante que siempre estés presente. Aunque los bebes pueden manejar por si mismo si se atoran un poco con la comida, puede que necesite de tu ayuda, y debas realizar algún tipo de maniobra para evitar el ahogamiento. 

- Si se atraganta, no te asustes si sucede, mantén la calma y actúa en consecuencia. A nosotros nos pasó en dos ocasiones, la primera el bebe sacó por si mismo tosiendo el alimento, la segunda, su padre fue tan exagerado reaccionando sacándolo de la trona de golpe, que el niño terminó con un raspón en la pierna y ya había tragado cuando su padre lo tenia en brazos.

- Ten a mano una cámara, es tan bonito verlos evolucionar, ver como son capaces de comer solitos y dentro de unos meses o un año te sorprenderás de lo bien que lo ha hecho desde el principio y que simplemente tu bebé ya es todo un experto. Tu hij@ es capaz!


La vero donna

Comentarios

  1. Nosotros hacemos un mix. Le damos purés y también sólidos. Se come lo suyo y lo de su prima, como se suele decir! Jajaja. Cuando se atragantan un poco te entran las 7 cosas pero pasa rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es verdad, los atragantamientos asustan bastante. Mi bebé los maneja bien, tose, regurgita o traga, pocas veces ha necesitado ayuda nuestra, pero sé de bebés que por nervios de los padres casi no lo cuentan y ¿cómo no asustarse?! jajaja. Que bueno que le estés introduciendo sólidos, vas a ver que bien le hará mover sus mandíbulas, para hablar, coordinar, tragar y cuando empiece el cole que ya sepa comer de todo, es una preocupación menos. Besos guapa!

      Eliminar
  2. Yo empecé con los purés y ahora estoy mezclándoselo con los sólidos. De momento no se atraganta. La verdad es que come cosas que le preparo específicamente para él, no le doy de lo mismo que nosotros. Me ha llamado mucho la atención que desde tan pequeñito coma de lo vuestro. ¿Qué hacéis con la sal? Porque según los pediatras que he tratado no es muy aconsejable para niños menores de un año. ¿No la ponéis? ¿Ponéis menos? Es lo único que me echa para atrás de darle de nuestro plato. Este post me ha dado muchas ideas, que no estaba yo tan atrevida con el peque (es que al mayor le salieron los dientes antes, así que le introduje antes los sólidos, pero con el pequeño, que hasta hace unas semanas tenía las encías peladas, me daba un poco de cosa). Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marian, gracias por tu comentario.
      Bueno, lo de la sal, tiene truco, como yo siempre he sido gordita y tras el parto hipertensa, no como sal, mi marido se ha acostumbrado a agregársela a su plato y yo aderezo con salsa de soja, especies, otras cosas. Así que juego con la ventaja de la costumbre. Lo de atreverse, solo te digo que poco a poco y cuando te sientas preparada, yo siempre vi a mis tías darle comida sólida a mis primitos desde pequeñitos, así que sabía que los bebés de alguna forma estaban preparados, no para comer paella, claro, pero casi todos los alimentos en trozos grandes si. Lo de las encías peladas, no sé tu bebé, pero el mio sin dientes me ha metido unos "mordiscos" con las encías que me han hecho llorar, así que las encías vaya que son potentes. Claro que al principio le daremos la comida cocida, hervida, lo mas duro tal vez sea la carne, o mas adelante las mazorcas. Ve probando con cositas qe te den seguridad que no te de miedo, y poco a poco ya verás que pos si solo te irá pidiendo o bueno un aventurado hermanito mayor le dé de comer de su palto, jejeje que ha pasado. Besos hermosa!

      Eliminar
  3. Me sorprende mucho como le introdujísteis tanta variedad de alimentos en tan poquito tiempo y lo bien que lo aceptó, qué surte!. Con Rosquis comenzamos con papillas y, poco a poco, con 10-11 meses, las fuimos sustituyendo por comida en trocitos (aunque algún puré como aún), pues sólo come lo que le gusta y es un guarrete y se mancha todo, se pasa la comida por el pelo, se ensucia la ropa, porque no quiere babero, pero poco a poco va aprendiendo a comer. Está estupendo tu nene en las fotos, se le ve feliz y contento en la mesa en su trona! besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la verdad que fuimos bastante rápido. Bueno yo usé la guía de Gill Rapley y me guié muchísimo por una del servicio de sanidad Irlandes, porque aquí en España el BLW a nivel del pediatra prácticamente es nulo. Mi hijo también come papillas de vez en cuando, porque quiero que coma de todo, aunque las acepta mas de noche cuando está cansado, y si salimos siempre llevo potitos, caso siempre comprados, porque es más práctico para nosotros. No te creas mucho las fotos, la mayoría eran de comidas que no ensucian casi, pero basta que le des algo con salsas o cremas, para que se ponga super guarrete jajaja, ya casi no me pasa, pero al principio y hasta el año, el 90% de las comidad terminaban con el bebé asqueroso en la bañera, incluso lo he duchado con todo y ropa para despues darle un baño en condiciones y la trona pues la dedía lavar con manguera cada dos días. Ahora una vez por semana, de resto la limpio con un pañito o las fabulosas toallitas. Por lo general se queda tranquilo en su trona, menos cuando está el papá, creo que porque lo echa de menos y quiere llamar su atención. Besitos Sonia y gracias por pasar por aquí y comentar!

      Eliminar
  4. Nosotros también apostamos por el BLW, yo también amamantaba mientras comíamos y efectivamente sucedió así, Vikingo un día se lanzó y agarró un puñado de arroz. Comenzamos a hacer un mixto entre purés y nuestra comida, al mes ya comía con nosotros por aquel entonces tenía 7 meses. Estamos todos encantados, él feliz de comer lo mismo que nosotros y nosotros felices de ver como no tiene problemas a la hora de introducir nuevos sabores. Es cierto que se manchan mucho, pero también que aprenden a disfrutar comiendo y que es un tiempo en familia precioso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo. Ver experiencias tan positivas me agrada. A mi me encanta verlos comer, se ven tan mayores y es hasta tierno verlos ponerse perdidos con la comida. Cómo dices es un tiempo en familia precioso, hay que ser paciente y estar dispuestos a limpiar, pero vamos, que adelantas el baño a después de la comida y asunto resuelto! Besitos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!