Está de baja, tiene tiempo. Permiteme que me ría un rato.

A long time ago... La verdad es que no tanto, pero si cuando aun no era madre, fuimos a visitar a una chica que había tenido a su segundo bebé, ya habían pasado unos dos meses y ella disfrutaba de su baja de maternidad.  Todo me parecía normal en cuanto a las visitas, mimos a la nena, al peque mayor, hasta que al día siguiente, una de las visitantes me dice: ¿has visto que casa tan desordenada? Ni siquiera tiene cortinas con lo fácil que es , ella está de baja y tiene tiempo.

"Tiene tiempo ", ¿por que tiene tiempo? Ella estaba de baja de maternidad, una baja que se da para que puedas descansar del parto y dedicarte 100% al bebé en sus primeros meses de vida, baja por cierto cortísima en España, y que muchas consideramos insuficiente.

Mi respuesta de mujer sin hijos, fue: no puedo opinar, no he sido madre, pero estará ocupada con sus niños.   Su respuesta fue, yo también tengo dos hijos y cuando nacieron...y expuso su extenso calendario de actividades, que incluían tareas de perfecta ama de casa, compaginadas con las propias de chica 10 con gimnasio y todo, y por supuesto, la hora de dar el bibe, el cual administraba cada cuatro horas, porque tres le parecían muy poco y sus bebes lloraban, no por hambre, según ella, sino por cólicos al no haber hecho bien la digestión.

Ahora que soy madre, puedo responder nuevamente: ¿Tiempo?, ¡me río del tiempo!. A menos que seas una de esas madres que tienen al séquito de hermanas, tías, cuñadas, asistentes de hogar y/o sumes a tu pareja en casa, limpiándolo todo, cocinando para ti e incluso delegues en ellos alimentar a tu recién nacido, pues no tienes tiempo.  Un bebé come cada tres horas, contadas desde que inició la toma, hay algunas tan largas que parecen dos o tres encadenadas, como es normal y estas cansada, te quedas dormida, y despiertas para darle el pecho otra vez al bebé, y así se pasa el día.

© lulu - Fotolia.com
Alguien dirá, bueno, si das el biberón no es así.  Honestamente, te diré que los primeros días es igual, el bebé pedirá comer cada tres horas o menos,  porque su estómago es tan pequeñito que solo comerá lo que le cabe, luego es cierto que con el bibe la digestión es mas lenta y parecen "aguantar mas", y bueno si ya añades cereales pueden dormir la noche del tirón, pero porque han quedado KO, pero eso no quiere decir que vas a tener mas tiempo porque ahora tienes dos tareas añadidas, la de preparar biberones y la de esterilizarlos.

Si creo que hay madres que tienen una capacidad organizativa excelente, sobre todo aquellas con mas de un hijo, o aquellas primerizas con bebés dormilones y que están súper recuperadas después de dar a luz, pero no siempre es así, diría, que estos casos son excepciones.

Sin ir mas lejos, llevo 18 meses post parto, y aún no encuentro hueco para ir la pelu, a hacerme la mani-pedi, de hecho no me hecho una desde antes de parir, la reuniones con amigos en casa han pasado a ser prácticamente cero, y prefiero un millón de veces, quedar con las visitas en algún restaurante o café que meterme en el fregao de cocinar y luego limpiar.  

Quedar con amigas parece cosa de otra dimensión.  Cuando quedo con mis amigas, lo hago para desayunar, tipo brunch, me llevo al niño y a mi marido, porque ir sola, aún es complicado, y salir con el peque sin el padre, es como no ir, porque no disfruto de la conversación con mis amigas, sonará a cliché pero para esto también hay que tener tiempo.  

Si hablamos de ir al gimnasio, te diré que solo he perdido dinero, tres matriculas en 18 meses, pudiendo asistir dos o tres clases máximo, porque siempre pasa algo, y ese algo tiene que ver con que el bebé está malo, yo estoy enferma o mi esposo se siente mal, porque es así el primer año, para algunos es mas dificil, y nosotros nos ganamos ese número. 

Y la lista es larga, pero agobiante, así que si alguna vez vais de visita a una casa que está hecha un lío, lo mejor es ofrecer ayuda, las madres que no contamos con ayuda y con la del buen padre no es suficiente, solemos tener ropa sin sacar de la lavadora, que ha sido lavada hasta tres veces, montañas de ropa que doblar y planchar, la cocina y habitaciones ordenadas al mínimo, juguetes desperdigados por la habitación o el salón, por toda la casa, o cuando menos, aun hay que sacar la bolsa de pañales o entretener al niño mayor si hay hermanitos.

Si no te ves ofreciendo ayuda para estas cosas, puedes colaborar no criticando, y procurando que tu visita sea de médico, es decir corta y sin pedir ni agua ni café.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!