Mamá, Papá, quiero su atención por favor!

Muchas veces escucho que lo importante en la actualidad es darle a los niños tiempo de calidad y no cantidad. Antes de ser madre me parecía lógico el planteamiento, claro, mi mamá siempre estuvo en casa cuidando de mi y de mis hermanos, y a la vez hacia las tareas del hogar y cuidaba de mi abuela paterna que había venido a vivir con nosotros en su vejez. Sin embargo lo que no había comprendido es que mamá siempre estaba allí, y rara vez debíamos decir, mamá, papá, quiero su atención por favor.

Mamá papá quiero su atención
© danr13 - Fotolia.com


Tal como están las cosas, para unos padres que quieran dedicarse a sus hijos al 100% no es tan fácil, un hogar no se mantiene con un solo ingreso, y si falta el ingreso de la pareja o no hay pareja, ya no lo quiero contar,  sin embargo, una verdad ineludible, es que los niños necesitan cantidad y calidad.

No basta con llegar del trabajo y dedicarle 5 minutos al peque y enviarlo a la cama a dormir, pueden haber sido los 5 minutos mas alucinantes de su vida, pero sentirá que necesita mas, querrá mas de papá y mamá, tiene necesidad de ello.

Tampoco vale, estar todo el día en casa pero enganchados a la tele, al móvil, haciendo las tareas del hogar, o pasarse el dia en el parque con el niño, pero lo dejas que se las ingenie y juegue solo todo el tiempo. Los niños necesitan de la compañia de los padres, requieren su seguridad, su apoyo y necesitan aprender de papá y mamá.

Yo tengo la suerte de estar en casa, dedico la mañana asuntos propios, del hogar, etc., y por la tarde mi dedicación es exclusiva al bebé, sin embargo, hay días que la cuenta @laverodonna está movidita, ocurría que aunque estuviese jugando con el bebé cogía el móvil y respondía los tweets, o realizaba algún comentario en Facebook. no tardaba nada, pero interrumpía la actividad, y mi hijo también lo hacía y no dejaba de observarme, hasta que un día debe haberse cansado y cuando vio que cogí el móvil dijo NO!!!, lo puse a prueba al día siguiente, y en efecto ocurrió lo mismo. También se había dado cuenta que en la noche yo delegaba en su padre para adelantar algunas cosas, como resultado, se volvía una especie de chinche pegado a mi pierna y no me dejaba alejar.

Los niños notan cuando los padres realizamos otra actividad y les prestamos menos atención, por eso he decidido que el tiempo que pase con mi hijo sea de calidad total, dedicarle todo el tiempo que esté con él, jugar con él, sentarme en el suelo a su lado, inventar juegos, seguirle la corriente en sus aventuras.  Hemos hecho el ejercicio de no tocar el móvil cuando estamos con nuestro hijo, también lo hemos extendido a cuando llega papá a casa o estamos disfrutando como pareja, porque a la final todo el tiempo que antes le dedicábamos a esas actividades se traduce en tiempo de calidad para la familia que he recuperado, y que bien lo estamos pasamos juntos, con la alegría de ver crecer a nuestro hijo seguro y feliz.

La vero donna









Comentarios

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!