Madres con profesión

Ser madre ya es todo un oficio, diría que cuando ves crecer a tus retoños, ser felices y realizados, ese día puede decirse que te ganaste el título de madre, eres oficialmente madre de profesión.   Pero en ese proceso y muchas veces antes de obtener el adjetivo de madre, algunas ya tenemos una profesión académica o un oficio con el que nos hemos estado ganando la vida. Igual como te conviertes en madre para toda la vida, el día que recibes tu título académico también es para toda la vida, puedes adicionar formación pero no pierdes la que ya has adquirido. 

Hace unos meses mi príncipe fue hospitalizado, y cuando vino el médico a darle el alta, ocurrió algo que ya me había pasado anteriormente, pregunta ¿profesión del padre?, “ingeniero de sistemas”,  muy bien, y luego en relación a la madre solo preguntó mi edad. En el informe de alta no aparece ni remotamente cual es mi profesión, nunca lo preguntó, entonces me preguntó, ¿será que cuando nos convertimos en madres dejamos de tener nuestra antigua profesión?, no lo creo, de hecho es esa profesión que tantas horas de sueño nos quitó, que tanto orgullo nos da y ahora nos crea tanto conflicto con la famosa conciliación familiar laboral, sigue estando allí, con ella traemos el pan a casa, o a ella hemos renunciado para dedicarnos a nuestros hijos, o nos dedicamos a otra cosa pero ha valido de referencia para obtener nuestro empleo actual.


Somos madres pero también tenemos una formación por la que nos hemos esforzado, no es un síndrome de titulitis, ni de complejo de superioridad, es que en tiempo en que se defiende tanto la igualdad entre el hombre y la mujer, los derechos de las féminas,  etc.,  se asuma directamente que por ser madres ya no queremos trabajar, dejamos de lado nuestra profesión, u otra idea peregrina que pueda ocurrírsele al interlocutor del momento, las mujeres de hoy queremos tener la posibilidad real de conciliar nuestra vida laboral con la personal, parimos, adoptamos, acogemos, criamos, educamos y también queremos llevar dinero a la casa, un hogar con solo un salario vive con más dificultades, queremos derechos y flexibilidad sin sacrificar nuestros ingresos, queremos pasar tiempo con nuestros hijos y no perdernos su evolución y crecimiento, queremos seguir siendo madres con profesión.



Image and video hosting by TinyPic











Comentarios

Entradas populares de este blog

Vestidos para las BBC de embarazo y lactancia

A tu mujer se le ven las tetas!!!!!